Entrar - Registro
     
 
La importancia de la estadística para la calidad

El control estadístico de la calidad empezó a desarrollarse a partir de los años treinta, teniendo como padre a Walter A. Shewart, quien plasmó sus teorías en las obras Economic Control of Quality of Manufactured Product (1931) y Statistical Method from the Viewpoint of Quality Control (1939).

En México, las técnicas de calidad se empezaron a emplear de manera extensiva en la década de los ochenta por algunas industrias como la automotriz y por sus proveedores. En cuanto a su situación actual, existen organizaciones que no sólo usan las herramientas básicas para el control estadístico de procesos (CEP), sino que incluyen métodos avanzados tales como el diseño de experimentos (DOE). Sin embargo, la realidad es que, si no la mayoría, al menos gran parte de las empresas mexicanas no las usan adecuadamente o no las emplean en lo absoluto.

Considero que la principal causa de lo anterior, es el hecho de que la cultura de la calidad no está bien cimentada en muchas compañías. Por ejemplo, las certificaciones ISO 9000 se dan continuamente sólo para "cubrir el requisito", y tener el papel se vuelve más importante que buscar la mejora continua. Es común ver ingenieros cuya actividad principal es la distribución y el control de documentos, así como el archivo de registros. Unos días antes de la auditoría (de certificación o por parte de un cliente) se empiezan a llenar formatos y, en el caso del CEP, se inventan datos con el fin de presentar gráficas.

Otro factor que no ha permitido el máximo aprovechamiento de las técnicas estadísticas es el nivel de estudios que, en promedio, tienen los mexicanos en comparación con otros países (por ejemplo los japoneses). Sin embargo, este inconveniente puede ser superado por medio de programas de formación.

Una tercera causa es el desconocimiento o incluso la resistencia al uso de software especializado. La diferencia entre utilizar un programa informático para CEP y no hacerlo es como ir caminando de México a Cuernavaca en vez de realizar el viaje en automóvil. En empresas de clase mundial en Estados Unidos, Europa o Japón es impensable no utilizar un programa de este tipo, a diferencia de México, donde muchas veces los ingenieros de calidad prácticamente tienen que rogar para que les compren uno.

El principal obstáculo, insisto, es la falta de cultura hacia la calidad por parte de algunos directivos mexicanos, que ven todo esto como un gasto y no como una inversión, sin percatarse de que el uso correcto de unas cuantas técnicas básicas, como la carta de control, el histograma o el diagrama de Pareto, pueden generar aumentos de productividad y reducción de costos increíbles.

Un buen ejemplo es el caso de una empresa fabricante de bebidas que, para cumplir la norma oficial relativa al llenado de envases, vertía líquido de más en cada botella. En cuanto el gerente de calidad analizó su proceso con un software, se percató de que eso no era necesario, generando un ahorro de cientos de miles de pesos al año.

En resumen, es un hecho incuestionable que el uso correcto de la estadística ha ayudado a organizaciones en todo el mundo a mejorar sus productos, reducir costos y aumentar la productividad. Es decisión de las empresas nacionales hacer uso de estas herramientas o seguir trabajando sin ellas.

Si usted desea que publiquemos un articulo o colaboración favor de mandarlo a la  siguiente dirección  joseluis.arreola@calidad.com.mx

 
 

Tecnología Aplicada a la Calidad SA de CV | México 2011 | Powered by interGraphics
(01-55) 5754-1190 con 10 líneas. E-mail:ventas@calidad.com.mx